Conocenos

Escribir el “Conocenos” no es una tarea sencilla… ¿cómo se hace para hablar de uno mismo?, ¿cómo se hace para contarle a muchos lo que somos?

Lo primero que siento decir, es que somos personas comunes y que no tenemos mucho que nos diferencie de nadie. Tenemos nuestras familias y trabajos, nuestros estudios y ocupaciones. Tenemos los problemas, las emociones y las alegrías que seguramente tienen la mayoría. Tenemos nuestros amigos, nuestra falta de tiempo y nuestras cotidianeidades.

Pero también tenemos ganas e ilusiones. Tenemos, seguramente como vos, algo que hace que no podamos quedarnos quietos, ese motorcito tan extraño que se llama “sensibilidad”. Si estás leyendo estas líneas, es porque sabés de qué te hablo, es porque te lastima el hambre de nuestros chicos y el sufrimiento de nuestra gente.

Vos y yo podemos cruzarnos en cualquier esquina de cualquier pueblito o ciudad y ser testigos de lo mismo. Cuando vemos una nena buscando su cena entre la basura, cuando vemos un nene durmiendo en el frío de la calle, seguro que el nudo de nuestras gargantas va a ser parecido.

Frente a esto, tan simple como fuerte, frente a la urgencia, creemos que hay que convertir el dolor en acción, la tristeza en esperanza. Creemos que hay mucho por hacer… y demasiados motivos para hacerlo.

Manos a la Obra

Algunos de nosotros somos amigos. Otros, hermanos o compañeros de trabajo; la mayoría empezamos a conocernos desde las distintas experiencias en los Comedores. De pronto surge el desafío y la decisión de empezar a recorrer juntos un camino solidario, un camino tan difícil como entrañable ¿Y si nos juntamos?, ¿no sería mejor, no lograríamos más cosas? “Manos por Hermanos” surge así, de esas imágenes, de esos encuentros, de charlas y reuniones casi familiares en las que el “¿qué puedo hacer?” comienza a hacerse compartido.

Después llegaron más voluntarios, personas con inquietudes que empezaron a sumarse, a sentarse con nosotros a charlar y a apasionarse. Siempre sintiendo que no es posible ser felices en medio de la desesperación de quienes nos rodean o de ver cómo nuestra infancia pierde su futuro cada día.

De pronto éramos más, caras nuevas, distintas experiencias que se suman a trabajar con los chicos y sus profundas necesidades, sabiendo que llegan todos los días con hambre. Hambre de comida… y hambre de AMOR.

Pasa el tiempo, pero queda la experiencia y la necesidad de seguir más que nunca. Hoy llegamos hasta vos para pedirte que nos apoyes, que nos ayudes a ayudar. Queremos ofrecerte este espacio de solidaridad concreta.

Ojalá que sientas que este “quiénes somos” te incluye. Ojalá puedas sentir tu nombre junto al nuestro. Ojalá podamos compartir la alegría de ayudar. Ojalá nos crucemos en alguna esquina… y nos sonriamos con la mirada, cómplices, viendo a un chico jugar con alegría ¡GRACIAS!

Sin fines de lucro
Manos por Hermanos es una Asociación Civil Sin Fines de Lucro que persigue exclusivamente fines humanitarios. Su actuación se encuentra avalada y regulada por la Inspección General de Justicia que monitorea y garantiza su función social.
Independiente
Nuestra Asociación es absolutamente independiente de cualquier ente político, estatal o religioso. Su tarea se sostiene EXCLUSIVAMENTE con el aporte de sus miembros y de personas solidarias que ven en la Asociación un medio efectivo y directo de ayuda y contención de los sectores más desamparados.
Cómo surgimos
Manos por Hermanos surge después de muchos años de trabajo solidario de voluntarios que, finalmente, formalizan este espacio en común con la idea de poder unir las experiencias y dar respuestas más efectivas a la problemática que nos circunda.
Voluntarios
Nuestra Asociación está integrada por voluntarios quienes, más allá de sus trabajos cotidianos, donan su tiempo, conocimientos y esfuerzos, adhiriendo a los principios del Estatuto que rige nuestro accionar.
Objetivos, misión y propósito
Creada con el objeto de socorrer y asistir integralmente a la minoridad en la Argentina, nos proponemos contribuir a paliar situaciones de exclusión y marginación social que afectan particularmente a los más pequeños desde un enfoque de ayuda INTEGRAL y NO ASISTENCIALISTA, potenciando las capacidades propias de los niños y su entorno social. Son sus objetivos trabajar en tres áreas específicas: LUCHAR CONTRA EL HAMBRE Y LA DESNUTRICIÓN, POR LA EDUCACIÓN DE LOS NIÑOS Y APOYAR EL DESARROLLO DE EMPRENDIMIENTOS PRODUCTIVOS.
Transparencia
Los libros de contabilidad con el detalle de lo recaudado y lo donado, como así también los balances de la Asociación, por tratarse de una sociedad civil y sin fines de lucro, son de carácter PÚBLICO. Dichos balances son avalados por la firma de un Contador Público Nacional y son monitoreados y aprobados por la Inspección General de Justicia (I.G.J.) y por la AFIP.
No recibimos dinero del Estado
Manos por Hermanos jamás ha recibido dinero del Estado, como así tampoco subsidios, ni ningún otro tipo de ayuda que no sea la que aportamos nosotros mismos y la que nos brinda la gente. Esto, si bien hace nuestra tarea mucho más difícil, nos permite definir autónomamente los objetivos de nuestro accionar.