Alguien te está esperando

Cada día, desde Manos por Hermanos estamos apadrinando y asistiendo integralmente a más de 1.500 chicos; pero no podemos hacerlo solos.

Darles una esperanza, lograr sacarlos de la calle, alejarlos del hambre y acercarlos a la vida... Para soñar estos sueños, es imprescindible cada granito de arena que cada uno de nosotros pueda aportar.

La Madre Teresa de Calcuta dijo alguna vez: "Más vale encender una vela, que maldecir la oscuridad". Quizás esta "simple" frase sea un lugar cálido alrededor del cual podamos empezar a juntarnos y a responder al llamado de aquel que más nos necesita.

Suscribiéndote a "Manos a la Obra", nuestro boletín periódico de distribución vía e-mail, podremos compartir con vos los sueños que vamos cumpliendo, como así también hacerte partícipe de todos los desafíos que nos marcan el camino a seguir.

No importa "cuánto" puedas. Se trata de sentir juntos que sí podemos. No hay montos mínimos, ni ayudas pequeñas. Una constelación de ojitos tiernos necesitan que estés ahí, que nos sigas haciendo sentir que este camino vale la pena y que puede compartirse.

Queremos invitarte a soñar este sueño juntos ¡Ayudanos a ayudar!